Facebook Twitter Youtube RSS Contactar
La Unidad de Endocrinología y Nutrición de IML
ofrece a sus pacientes dietas personalizadas.
IML es un centro médico de referencia
en tratamientos de dieta proteinada.
Los médicos expertos de IML combinan la nutrición
con tratamientos médico-estéticos personalizados.
La dieta bajo control médico representa el pilar fundamental
del tratamiento de la obesidad.
En IML la prescripción de una dieta se acompaña
de una adecuada educación nutricional.
  

Celulitis¿Cómo se diagnostica la celulitis?

Localización y evaluación de la celulitis: Exploración Visual Directa

La primera valoración debe constar de una historia clínica realizada en profundidad en lo relativo a la forma y el momento de su aparición, la existencia de alguna situación que pudo desencadenar la aceleración de su desarrollo, la clínica asociada y la presencia de factores predisponentes.

Exploración Visual Directa

La inspección clínica permite realizar el primer diagnóstico de la existencia de celulitis a simple vista. Con una inspección visual se puede definir el grado de celulitis, su extensión y localización así como la presencia de otros problemas asociados como problemas posturales o vasculares.

La zona donde es más frecuente observar celulitis es en la región trocanteriana, supratrocanteriana y glúteos. También se ubica frecuentemente en cara interna de brazos y muslos, en deltoides, vientre, e incluso en la nuca.

Caracteríticas de la celulitis

Existen varios signos que son característicos de la celulitis:

  • Engrosamiento tisular con presencia de nódulos (lo conocido normalmente como piel de naranja).
  • Dolor a la tensión tisular.

Factores hormonales

Grado de celulitis

La simple exploración clínica nos permite establecer en qué estadio se encuentra la celulitis de nuestro paciente:

  • Celulitis Grado 0: Piel sin piel de naranja al pinzamiento, aspecto normal.
  • Celulitis Grado 1: Piel con piel de naranja al pinzamiento.
  • Celulitis Grado 2: Piel con piel de naranja sin necesidad de realizar pinzamiento pero que solo se evidencia en posición vertical.
  • Celulitis Grado 3: Piel con piel de naranja incluso acostado, en cualquier posición.

Otras clasificación de la celulitis

Existen otras clasificaciones de la celulitis que atienden a la presencia de infiltración, fibrosis y adiposis, clasificándose entonces en:

  • Celulitis infiltrativa (hidrolipodistrofia superficial).
  • Celulitis fibrosa (fibrolipodistrofia superficial).
  • Celulitis adiposa (lipodistrofia superficial).

Métodos diagnósticos: Evaluación Ecográfica

Normalmente no es necesario manejar un ecógrafo para la valoración de la celulitis. Pero sí es muy interesante su manejo para conocer las variables estructurales de la piel de personas que la presentan o no. Y por ello sirve ulteriormente para la valoración objetiva de la eficacia del tratamiento realizado.

La ecografía de alta frecuencia es de alta precisión y permite diferenciar la imagen ecogénica de las estructuras cutáneas, estableciéndose un índice de retención hídrica del tejido. Es posible diferenciar la especial sobrecarga de grasa, agua o fibrosis de la celulitis explorada y por tanto adecuar en parte el abordaje terapéutico.

Evaluación ecográfica

La ecografía revela imágenes características con un patrón difuso de proyección del tejido graso subyacente contra la dermis, con alteración de la unión dermo-hipodérmica que se presenta irregular y discontinua. Se ha observado este patrón incluso en mujeres que no presentaban ningún grado de celulitis visible.

Otros Métodos de Diagnóstico

Termografía

Termografía

Ha sido empleada ampliamente como localizador de las zonas o mapeado de la celulitis. Ghis demostró la existencia de un patrón termográfico característico para la celulitis caracterizado por manchas hipertérmicas rodeadas de manchas hipodérmicas, lo que se ha denominado patrón en mosaico o en "piel de leopardo".

Otros autores como Hipólito y col. han establecido patrones evolutivos característicos relacionados con las distintas imágenes termográficas a las que se asociaron tratamientos diferentes en función de su estadío.

Resonancia Magnética

Este tipo de exploración es excepcional que se emplee para analizar el grado de celulitis. No obstante, es conveniente mencionar que la piel y el tejido celular subcutáneo se visualizan con mucha precisión mediante la Resonancia Magnética. La característica protusión del tejido graso contra la dermis se evidencia aquí de forma absoluta.

Con este procedimiento diagnóstico también se puede objetivar el porcentaje de tejidos adiposos y conectivos para una cantidad determinada de hipodermis y el porcentaje de invaginaciones presente en las imágenes que se puede correlacionar con el grado más o menos avanzado de la celulitis. La piel y el tejido graso subcutáneo son muy bien visualizados en las imagines mediante resonancia.

Además los cambios percibidos en las zonas de celulitis (proyección del tejido graso en la dermis) son claramente percibidos, y se correlacionan muy bien con el grado de celulitis. También es capaz de mostrar otros parámetros como el porcentaje de tejido adiposo y conectivo en un volumen determinado de hipodermis y el porcentaje de invaginaciones, que se correlacionan con el grado de celulitis del paciente.