Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
La Unidad de Endocrinología y Nutrición de IML
ofrece a sus pacientes dietas personalizadas.
IML es un centro médico de referencia
en tratamientos de dieta proteinada.
Los médicos expertos de IML combinan la nutrición
con tratamientos médico-estéticos personalizados.
La dieta bajo control médico representa el pilar fundamental
del tratamiento de la obesidad.
En IML la prescripción de una dieta se acompaña
de una adecuada educación nutricional.
  

Cómo se determina la sobrecarga ponderal y la distribución de la grasa corporalMétodos indirectos: medidas antropométricas

Incluyen aquellos destinados a establecer de forma indirecta la cantidad de masa grasa total y la clasificación de los individuos según su peso (índice de masa corporal, el índice ponderal o medición de pliegues, entre otros), y aquellos destinados a estimar la distribución de la masa grasa entre los diferentes compartimentos (a destacar el índice cintura / cadera y circunferencia de cintura).

Índice de Masa Corporal (IMC)

¿Le llamamos? »

Índice de Masa Corporal (IMC)

Es la medida de elección y más frecuentemente empleada, y se obtiene según la siguiente fórmula, siendo el peso calculado en kilogramos y la altura en metros:

Índice de Masa Corporal (IMC) = Peso (en Kg/m2)
Altura2

Sus principales inconvenientes son:

  1. No distingue si la sobrecarga ponderal es debido a masa grasa o masa magra (masa no-grasa), y algunos individuos muy musculados pueden ser clasificados como obesos sin serlo. Sin embargo, para la población general, las variaciones de peso entre individuos de una misma talla son debidas principalmente a la masa grasa.
  2. No aporta información alguna sobre la distribución de la grasa en los distintos compartimentos corporales y, como se comentará más adelante, es la mayor grasa visceral o central la que se relaciona con una mayor incidencia de enfermedades asociadas y mortalidad.
  3. Tiene una buena correlación con la grasa corporal en individuos “medios” de 1.6-1.8 m de altura. Sin embargo, cuando consideramos individuos particulares, puede dar una minusvaloración del contenido de grasa corporal en personas de talla baja, y una sobreestimación en aquellas de talla alta. Es decir a medida que aumenta la altura del individuo, un mismo porcentaje de masa grasa daría lugar a valores de IMC más alto. También mostraría demasiada variabilidad en niños y adolescentes.

A pesar de los inconveniente, el cálculo del IMC ha sido establecido por los diferentes Comités y sociedades especializadas en obesidad como la medida básica de elección en la evaluación inicial del sobrepeso y la obesidad en personas adultas.

Índice Ponderal (IP)

Uno de los índices de adiposidad más conocidos, siendo conocido mediante múltiples expresiones entre las que destaca el de índice de forma corporal o índice de Rohrer. Se calcula mediante la siguiente fórmula matemática, siendo el peso determinado en kilogramos y la altura en metros:

Índice de Forma Corporal (IFC) = Peso (en Kg/m3)
Altura3

El IMC se utilizó para evaluar poblaciones homogéneas, en la que la mayoría de individuos caen dentro de una zona estrecha cuando se los clasifica por la altura.

Índice Ponderal (IP)

Solicitar Consulta Gratuita

Las desviaciones de tallas extremas, con pocos representantes en una amplia población, influencian poco en el resultado global, sin embargo al aplicarse el índice a sujetos individuales, las desviaciones de altura que puedan existir pueden dar lugar a resultados muy desajustados.

El resultado obtenido del cálculo del IFC se correspondería de forma completa con el porcentaje de masa grasa corporal, no vendría afectado por la altura como ocurre en el caso del IMC, por lo que sería más adecuado para el estudio individual, sobre todo en adolescentes y niños.

Sin embargo, el cálculo del IFC, hasta el momento, no ha cobrado la vigencia e importancia del IMC, y en la práctica clínica diaria no es demasiado utilizado.

Medición de pliegues cutáneos

La medición de diversos pliegues cutáneos se ha utilizado con el fin de determinar el grado de adiposidad de los sujetos. Su utilidad deriva de que la grasa subcutánea es aproximadamente un 50% de la grasa total del organismo, y su medida mediante los pliegues cutáneos reflejaría bastante bien el grado de adiposidad total de un individuo. Se puede realizar una sola medición o una combinación de varias zonas, con lo que se reduce el error y se corrigen las posibles diferencias en la distribución de grasa dentro de un mismo individuo (central o periférica).

Para realizar la medición se utiliza el lipocalibrador o caliper, y su resultado se obtiene en milímetros. Los puntos utilizados habitualmente son el pliegue tricipital (en el punto medio entre el olécranon y el acromion) y pliegue bicipital (en la cara anterior del brazo a la misma altura que la medición del pliegue tricipital) del brazo no dominante, el pliegue subescapular (un centímetro bajo el ángulo inferior de la escápula, con los brazos del paciente relajados) y el pliegue suprailiaco (dos centímetros por encima de la cresta iliaca izquierda, en la línea media).

En cada zona se realizan tres mediciones y se hace la media aritmética, siendo ésta el resultado final para cada pliegue. Existen varias ecuaciones que, utilizando las mediciones de los pliegues subcutáneos del individuo, son capaces de obtener una predicción precisa del porcentaje de grasa corporal total. También se puede utilizar el valor de uno o varios de los pliegues para ser comparados con tablas de referencia según la edad y el sexo del individuo; se consideraría obesidad cuando la medición es superior al percentil 85 en las tablas de referencia.

Parámetros indicativos de la distribución de la grasa corporal

En los últimos años se ha reconocido la importancia que tiene la estimación de la distribución de la grasa total en los diferentes compartimentos corporales (tejido subcutáneo, grasa visceral o intra-abdominal) como método más fiable para establecer los riesgos relacionados con la presencia de obesidad.

Parámetros indicativos

¿Desea más información? »

Así, es la grasa visceral (o intra-abdominal) la que metabólicamente resulta más peligrosa para la salud, sobre todo cuando el índice de distribución grasa visceral / grasa subcutánea es mayor de 0.4.

A partir de la década de los 80, se han sugerido diversos indicadores de obesidad visceral como el índice cintura / cadera (ICC), la circunferencia de la cintura (CC), el índice cintura / muslo (ICM), el índice cintura / talla (ICT.)

Índice cintura / cadera

Es el parámetro antropométrico más atractivo para la evaluación de obesidad abdominal. Su resultado tiene una muy buena correlación con la cantidad de grasa visceral, es de muy fácil obtención y reproducible en el tiempo. Su cálculo es muy sencillo:

Índice Cintura / Cadera (ICC) = Perímetro cintura (cm)
Perímetro cadera (cm)

Para su obtención se necesita una cinta métrica ajustada milimétricamente, el paciente debe estar de pié y con los brazos relajados a ambos lados del cuerpos. El perímetro de la cintura es la circunferencia mínima entre el reborde costal y la cresta iliaca; el perímetro de la cadera es la circunferencia máxima entre la cintura y los muslos.

Se ha establecido como factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades asociadas a la obesidad cuando el Icn/Cd resulta mayor de 0.9 en mujeres y mayor de 1.0 en varones.

Circunferencia de la cintura (CC)

Cada vez hay más evidencias que demuestran que la determinación aislada del perímetro de la cintura (en cms) tiene un valor similar al ICC.

Ésta medición es más sencilla y se correlaciona muy bien con los índices antes mencionados y la grasa corporal total. Los valores de referencia varían según la raza y población.

Circunferencia de la cintura (CC)

Solicitar Consulta Gratuita

En la raza europea se considera factor de riesgo cuando es mayor de 82 cm en mujeres y más de 95 cm. en varones (siendo el riesgo muy elevado en mujeres y varones cuando es mayor de 90 cm y 102 cm respectivamente).

Otros

Algunos autores han recomendado el ajuste de la CC con la talla, y la obtención del índice cintura / talla (ICT); no se ha confirmado que tenga mejor correlación con la grasa visceral o sea mejor predictor de enfermedad y mortalidad que el ICC o el CC. El índice cintura/ muslo (ICM) también se ha utilizado como predictor de obesidad central, pero con escaso éxito.

¿Desea conocer cuál es la dieta adecuada para su condición física? Pida una cita informativa gratuita con uno de nuestros médicos expertos de Madrid.

Solicitar consulta gratuita las condiciones. Cargando consulta