Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
La Unidad de Endocrinología y Nutrición de IML
ofrece a sus pacientes dietas personalizadas.
IML es un centro médico de referencia
en tratamientos de dieta proteinada.
Los médicos expertos de IML combinan la nutrición
con tratamientos médico-estéticos personalizados.
La dieta bajo control médico representa el pilar fundamental
del tratamiento de la obesidad.
En IML la prescripción de una dieta se acompaña
de una adecuada educación nutricional.
  

Dietas EspecialesDieta antioxidante

Dieta antioxidante

El combate anti-radical no pasa únicamente por la aplicación tópica de cremas y altos índices de protección. Frente al peligro cutáneo de la radiación excesiva en verano, existen estrategias que involucran a la alimentación para frenar el proceso acelerado de oxidación.

Oxidación acelerada

Oxidación acelerada

  • Es la que se produce en nuestro organismo, y especialmente en órganos como la piel, merced a la generación masiva de radicales libres. Generados de forma natural en nuestro propio cuerpo por ser imprescindibles para muchas reacciones bioquímicas, son cargas iónicas no neutralizadas, cuyo exceso conduce al daño de proteínas, grasas, carbohidratos, ADN y ARN.
  • Enfermedades crónicas como la artritis y la diabetes, así como el propio envejecimiento biológico, constituyen factores endógenos que aceleran el proceso.
  • Las toxinas ambientales, el tabaco, la ingesta de antibióticos o las radiaciones ultravioleta son responsables de un estrés oxidativo con carácter exógeno, que afecta directamente a la piel.

Nutrición, piel y antioxidantes

  • En los últimos años, la investigación nutricional ha evidenciado abundantes desórdenes alimenticios, que involucran a la sociedad occidental en un proceso acelerado de oxidación, envejecimiento y enfermedades relacionadas como cáncer, diabetes y arteriosclerosis, así como con patologías oculares, cerebrales, neurovegetativas y cutáneas.Nutrición, piel y antioxidantes
  • El aporte de antioxidantes naturales por vía oral es de gran interés porque reaccionan fácilmente con los radicales libres y los neutralizan, impidiendo el daño celular.
    Son un grupo determinado de vitaminas, colorantes naturales, minerales y enzimas que se encuentran en los vegetales con contenido expreso de vitamina C, B caroteno, licopeno, flavonoides, fenilo, etc.
  • Una adecuada defensa antioxidativa debe incluir éstos y otros nutrientes como ciertos oligoelementos y ácidos grasos poliinsaturados (ácido omega 3), que cumplen un papel reconocido en la optimización funcional de órganos como el cerebro, la retina, el pelo o la piel.

Tipos de antioxidantes

Antioxidantes de membrana

Son solubles en grasa y actúan en las membranas celulares porque son de naturaleza lipídica.

  • Vitamina E (maíz, avellanas, cacahuetes, germen de trigo y aceite de oliva).
  • Vitamina A y Beta Carotenos (verduras de color verde y de color anaranjado como zanahorias y espinacas. Cerezas, melón, aceite de soja, bonito fresco).

Tipos de antioxidantes

Antioxidantes móviles

Son solubles en agua y actúan en todas partes, incluso a nivel intracelular.

  • Vitamina C (kiwi, guayaba, pimiento rojo, fresa, cítricos y crucíferas como coliflor, brócoli).
  • Coenzima Q 10 (vísceras animales, caballa, espinacas, soja, cacahuetes).

Otros antioxidantes

  • L-Cisteína (Legumbres y coles).
  • Oligoelementos antioxidantes: Zinc (cereales, ostras y frutos secos) Selenio (Huevos, setas y cereales) Cobre (hígado, riñón, mollejas, carnes, legumbres y frutos secos).

Antioxidantes protectores

  • Flavonoides, ricos en pigmentos naturales con abundantes radicales fenólicos que ligan radicales libres. (Verduras de hoja verde, frutas rojas y moradas, cítricos).
  • Isoflabonas, que previenen la oxidación de los LDL (soja).
  • Licopenoides, cuyos pigmentos carotenoides tienen alto poder neutralizante (tomate).
  • Vitamina B6 (leche, levadura de cerveza, vegetales).

Los antioxidantes más poderosos

  • Los aguacates: Vitamina E.
  • Las bayas como moras, fresas, frambuesas, arándanos: Beta-Carotenos.
  • El brécol: Beta-carotenos, vitamina C y oligoelementos como el Zinc y el Selenio.
  • El repollo y las coles: Vitamina C.
  • Las zanahorias: Beta-carotenos.Los antioxidantes más poderosos
  • Los cítricos: Vitamina C.
  • Las uvas: 20 antioxidantes, incluido el resveratrol.
  • Las cebollas: Flavonoides, sobre todo las moradas.
  • Las espinacas: Pro-vitamina A, C y E.
  • Los tomates: Licopenos.

Dieta de un día antioxidante

Desayuno
  • Macedonia de Kiwi, guayaba y fresa.
  • Bol de cereales con cáscara.
Tentempié
  • Racimo de uvas y 2 zanahorias peladas.
  • 1 yogourt.
Comida
  • Zarzuela de verduras con brócoli, coles de Bruselas y espinacas.
  • Filete de hígado o de bonito fresco a la plancha.
Cena
  • Ensalada de tomate, maíz y cebolla morada.
  • Media docena de ostras o mollejas a la plancha.

Cuidados por fuera

Además de los cuidados dietéticos para luchar contra el estrés oxidativo de la exposición solar en el verano, existe una vía más directa, focalizada y expeditiva para combatir los radicales donde se originan.

Mesoterapia Antioxidante

La Mesoterapia Antioxidante, con vitaminas A, E, C, grupo B, y Silicio adicional, es fruto de una selección precisa para que actúe en sinergia, reforzando y multiplicando la acción de sus componentes. Este cóctel, escrupulosamente medido y pensado, deposita "micro-bombas" antirradicales a nivel subcutáneo, justo donde la piel más lo necesita.

Como la Sociedad Española de Medicina Estética define, la principal indicación de la Mesoterapia es la prevención y el tratamiento del envejecimiento cutáneo. Se realiza mediante micro-inyecciones en las zonas de la piel afectada a partir de los 30 años, aunque no existe límite de edad para obtener un efecto rejuvenecedor.

Los activos más utilizados son las vitaminas y el ácido hialurónico, además de una gran variedad de medicamentos homeopáticos, que hidratan la piel en profundidad y estimulan la formación de colágeno y elastina.

Fórmula maestra

Las vitaminas ejercen una defensa efectiva frente al estrés oxidativo de la radiación solar porque ligan los radicales libres y los neutralizan.

Vitaminas

Dado que conviene saber lo que te inyectan, es criterio de IML emplear las dosis más eficaces con un riesgo mínimo. Este coctel antirradical, perfectamente tolerado por la piel, está compuesto por:

  • Vitamina A: Los precursores de la Vitamina A en forma de Beta-Carotenos son probablemente, los que más contribuyen a proteger la piel frente al sol, pues ayudan a sintetizar el bronceado, favoreciendo el desarrollo de pigmentos. Tienen la ventaja de no acumularse, ya que el organismo solo absorbe los que precisa y el resto, lo deshecha.
  • Vitamina E: También llamada Alfa-tocoferol, es la vitamina antioxidante por excelencia. Actúa en sinergía con la Vitamina A y el Selenio, como agentes anti-oxidantes de membrana.
  • Vitamina C: Al ser soluble en agua, puede alojarse incluso, en el interior de las células. Este potente antioxidante, que participa en la correcta formación del colágeno, solo se asimila por fuentes exógenas, ya que carecemos de la enzima necesaria para sintetizarla a partir de la glucosa.
  • Vitaminas del grupo B: También solubles en agua, son las vitaminas B1 (Tiamina), B2 (Riboflavina), B5 (Acido Pantoténico) y B6 (Piridoxina). Ejercen una función protectora de la piel y participan tanto en la generación de energía, como en el correcto metabolismo de las proteínas.

Silicio

Tiene una función importante como antioxidante porque inhibe la peroxidación lipídica y es el único oligoelemento que se puede emplear hoy en día como solución inyectable segura.

Silicio

A su interesante sinergia con las vitaminas, hay que añadir su papel fundamental en la regeneración del tejido conjuntivo, ya que interviene en la correcta síntesis del colágeno.

  • Forma parte constitucional de la elastina, el colágeno, los proteoglicanos y las glicoproteínas.
  • Regula, normaliza y estimula la división celular.
  • Es un importante bio-catalizador, que interviene en numerosas reacciones enzimáticas.
  • Inhibe la formación de radicales libres y su cito-toxicidad por reorganización de los lípidos en la membrana celular. Los silanoles o derivados del Silicio "orientan" los triglicéridos hacia su conversión en ácidos grasos insaturados.
  • Evita la glicación de la matriz extracelular, un valor añadido que impide su rigidez característica y falta de elasticidad en un envejecimiento prematuro.