Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
La Unidad de Endocrinología y Nutrición de IML
ofrece a sus pacientes dietas personalizadas.
IML es un centro médico de referencia
en tratamientos de dieta proteinada.
Los médicos expertos de IML combinan la nutrición
con tratamientos médico-estéticos personalizados.
La dieta bajo control médico representa el pilar fundamental
del tratamiento de la obesidad.
En IML la prescripción de una dieta se acompaña
de una adecuada educación nutricional.
  

Obesidad y Sobrepeso: Dietas y Técnicas Asociadas Dietas no convencionales

Dietas Bajas en Carbohidratos

Las dietas que contienen menos de 80-100 g. de carbohidratos, llamadas DBCH o dietas cetogénicas, han sido utilizadas desde hace mucho tiempo para el tratamiento de las crisis convulsivas en niños y para disminuir el peso corporal.

Dietas no convencionales

¿Desea más información? »

La más conocida es la dieta de Atkins, originariamente publicada en 1973, pero de gran popularidad en nuestros días. Consiste una restricción de carbohidratos a menos del 10% de la energía consumida al día, sin restricción de grasas ni proteínas.

Este tipo de dieta no ha gozado del favor de muchos profesionales especializados en el área de la obesidad, probablemente por la falta de estudios que analizaran sus efectos metabólicos a corto y largo plazo. Sin embargo, desde 2003 se han publicado 7 estudios en pacientes adultos en los que se compara el efecto sobre la composición corporal y perfil metabólico de las DBCH frente a las dietas convencionales con restricción de grasa.

Los mecanismos por los cuales las DBCH hacen perder peso no son del todo conocidos, pero se han propuesto varios factores. De un lado, estas dietas inducen una disminución de la ingesta entre horas. Las dietas ricas en carbohidratos (sobre todo carbohidratos simples) causan una rápida elevación de la glucosa y la insulina, estimulando el apetito y la ingesta entre horas.

Además, las DBCH inducen cetosis al metabolizarse las grasas para ser transformadas en acetonas (aprovechables como fuente de energía), que también tienen un efecto reductor del apetito. De otro lado, estas dietas son ricas en proteínas y grasas, y ha quedado demostrado que las proteínas tienen un alto poder saciante, y superior al de los carbohidratos. Pero no hay que olvidar que, por su simplicidad y monotonía, la adherencia a la dieta disminuye y el individuo tiende a comer menos.

Dietas bajas en carbohidratos

Solicitar Consulta Gratuita

Las DBCH no están exentas de riesgos. El más controvertido es su efecto sobre el perfil de los lípidos.

Ha quedado ampliamente demostrado que las dietas convencionales bajas en grasa disminuyen el colesterol total y LDL-colesterol y que, comparado con estas dietas, las DBCH mejoran los triglicéridos, el HDL y la sensibilidad a la insulina.

Sin embargo el ligero incremento en colesterol total y LDL, factores de riesgo cardiovascular ampliamente conocidos, debidos a la mayor ingesta de colesterol y grasa saturada, da lugar a restricciones en cuanto a la bondad y prescripción de este tipo de dietas.

Otros efectos observados son debidos al incremento en el consumo de proteínas, disminución de la fibra de la dieta, y la dificultad para mantener el peso perdido al año de seguimiento, y más aun cuando los pacientes vuelven a una alimentación tradicional equilibrada.

Dietas Cetogénicas

Aportan todos los principios inmediatos, pero ingeridos de forma separada en el tiempo. Destacan las de Hay y la de Montignac, en donde no se puede realizar la combinación carbohidratos con proteínas y grasas.

Dietas cetogénicas

¿Le llamamos? »

Un tipo extremo es la dieta de Antoine, en la que sólo se permite comer un tipo de alimento diferente cada día (lunes: carnes, martes: lácteos, etc).

Muchas de ellas tienen fundamentos fisiológicos correctos y saludables, mezclados con otras recomendaciones de muy dudoso rigor científico.

Dietas Vegetarianas

En su mayoría no son propiamente dietas de adelgazamiento, sino un estilo de vida. En ellas se elimina, de forma completa o incompleta los productos de origen animal. Dando lugar a múltiples variantes y sub-variantes.

En lo que concierne al contenido nutricional, es necesario tener en cuenta qué no sólo el tipo de dieta vegetariana sino también el grado de seguimiento y la duración de la dieta son importantes para evaluar los beneficios o peligros de éstas dietas.

Dietas vegetarianas

Solicitar Consulta Gratuita

Los tipos generales de dieta vegetariana son los siguientes:

  • Dieta Vegana o vegetariana estricta:

    Incluye frutas, verduras, granos, frutos secos y legumbres.

  • Dieta Lacto-ovo-vegetariana:

    Incluye frutas, verduras, granos y frutos secos, legumbres, huevos, leche y derivados lácteos.

  • Dieta Pesco-vegetariana:

    Incluye frutas, verduras, granos y frutos secos, legumbres, huevos, leche y derivados lácteos, y pescado.

  • Dieta Semi-vegetariana:

    Incluye frutas, verduras, granos y frutos secos, legumbres, huevos, leche y derivados, y pollería. Es básicamente una dieta sin “carnes rojas”.

Las dietas vegetarianas tienden a contener menos proteínas, grasas saturadas, colesterol y calorías totales, aunque más ricas que la dieta típica en fibra y ácidos grasos ω-3 y ω-6. Muchos estudios han demostrado una menor tasa de enfermedades y mayor supervivencia en individuos vegetarianos.

Es decir, parece que la adscripción a una dieta vegetariana resulta en una mejoría general de la salud. Los beneficios incluirían un menor incremento de la enfermedad cardiovascular, hipertensión, sobrepeso u obesidad, menores muertes por enfermedades renales y menor incidencia de tumores.

Dietas vegetarianas

Solicitar consulta gratuita »

Generalmente, una bien seleccionada dieta lacto-ovo-vegetariana puede alcanzar todas las necesidades nutricionales en la mayoría de las personas, a excepción de la vitamina B12.

La vitamina B12 se encuentra en huevos y derivados de la leche, pero los niveles de esta vitamina en la sangre no son tan altos como en los consumidores de dieta típica.

La leche se puede fortificar con vitamina D, pero no el queso y otros derivados. El hierro que contienen muchos alimentos vegetales no son bien absorbidos por el intestino, aunque esto se puede mejorar si se incrementa el consumo de vitamina C (cítricos, tomate, pimiento, o suplementos). La dieta vegetariana estricta puede no suplir las cantidades necesarias de calcio, hierro y vitaminas para niños, mujeres con menstruaciones normales y embarazadas.

Finalmente se debe incluir la dieta macrobiótica, que divide los alimentos en ying (pasivos) o yang (activos), considerando como óptimo el equilibrio entre ambos. En ciertos casos de dieta macrobiótica muy estricta se pueden observar numerosas carencias nutricionales graves.

Otras dietas no convencionales

Hay numerosas dietas que aparecen en cada temporada avaladas por personajes famosos, con nula base científica y altamente deficientes en nutrientes.

Otras dietas no convencionales

Solicitar Consulta Gratuita

Destacan las dietas de la Clínica Mayo (negada por esta institución médica), la dieta de Harrop (leche y plátanos), cronodieta (en la que se pueden comer, según determinadas horas del día, ciertos alimentos en cantidades desmesuradas por que no engordan pero no otros), la dieta de los astronautas (negada por la NASA, multideficitaria y muy pobre en fibra), etc.

¿Desea conocer las dietas y técnicas asociadas para evitar el sobrepeso? Pida una cita informativa gratuita con uno de nuestros médicos expertos de Madrid.

Solicitar consulta gratuita las condiciones. Cargando consulta