Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
La Unidad de Endocrinología y Nutrición de IML
ofrece a sus pacientes dietas personalizadas.
IML es un centro médico de referencia
en tratamientos de dieta proteinada.
Los médicos expertos de IML combinan la nutrición
con tratamientos médico-estéticos personalizados.
La dieta bajo control médico representa el pilar fundamental
del tratamiento de la obesidad.
En IML la prescripción de una dieta se acompaña
de una adecuada educación nutricional.
  

Dietas exóticas

Dietas exóticas

Cuando viajamos, solemos pensar inmediatamente en que vamos a ganar peso y a arruinar la dieta que tanto trabajo nos ha costado conseguir, pero no tiene que ser necesariamente así.

De hecho, dependiendo del destino que hayamos elegido para nuestras vacaciones o el lugar al que hayamos tenido que viajar por cuestiones de trabajo, podemos aprender a comer y aprovechar las gastronomías locales para poder disfrutar sin volver a casa con unos kilos de más.

Dieta en Asia

Llevar una dieta sana en Asia no será difícil, ya que la cocina asiática es una de las más saludables y bajas en calorías de todo el mundo, sin ser por ello insípida o aburrida.

Dieta en Asia

La gastronomía japonesa, por ejemplo, se ha ganado por mérito propio un lugar entre las cocinas más deliciosas y sofisticadas del mundo del planeta y es ya muy conocida en occidente: destacando por ejemplo el ya tan conocido sushi, que en sus distintas variedades, preparaciones e incluso calidades (existe no sólo de pescado, que es el más popular, sino también elaborado a base de verduras), puede servirnos como parte de una comido o cena más sofisticada o incluso puede ser empleado como una comida rápida sana, equilibrada y al tiempo, baja en calorías.

Pero no es sólo sushi la comida japonesa, rica en legumbres y verduras como el daikón, el bambú, las raíces de ruibarbo, o la flor de loto y algas, que le dan un toque exótico la y que conviven con el inevitable arroz, acompañamiento imprescindible en todas las comidas y base de innumerables platos.

La gastronomía japonesa es también amante de la plancha, de hecho es famoso ya en occidente el tepanyaki: una plancha de hierro o grill rodeada de una barra donde se acomodan los comensales.

En Japón aprovecha para comer, además de sushi, sashimi (en mariscos o pescados crudos, cortados finamente), sus variedades de arroz (no sólo blanco, sino combinado con té, por ejemplo) y también sus deliciosas brochetas de pollo, así como el tofu (queso de leche de soja de origen chino) y debes evitar abusar de las tempuras o frituras de verduras o pescados (que podemos considerar una versión autóctona del "pescaito frito" andaluz) y del sake o vino de arroz, que tiene muchas calorías. ¡Ah! Y una advertencia para los sensibles al picante: cuidado con el wasabi (pasta extraída de la raíz del rábano picante) y que se puede utilizar de acompañamiento a varios platos, como por ejemplo el sashimi).

En China, tratándose de un país tan gigantesco, su gastronomía es tremendamente variada y en cada región encontraremos variantes diferentes de preparación de los distintos alimentos. De acuerdo a la medicina tradicional china, los alimentos también sirven para curar enfermedades.

Gastronomía en China

En China, en mayor medida incluso que en el resto de Asia, encontramos al arroz como el pilar básico de su alimentación y gastronomía, siendo el wok (sartén de hierro fundido abombada en el centro), un instrumento que permite preparar todo tipo de carnes, pescados y verduras de una manera rápida, deliciosa, con bajo contenido calórico y conservando las propiedades y nutrientes de las verduras, dada la rapidez con que son cocinadas.

En nuestros viajes por el gran gigante asiático deberemos decantarnos por platos elaborados en wok, platos a base de arroz o tallarines (como plato único) y ensaladas con algas o con brotes de soja.

Para beber es una buena y deliciosa opción el té chino. Por el contrario, procuraremos evitar las frituras y el pan chino (que está frito en aceite).

En cuanto a la cocina tailandesa, poco conocida y caracterizada por su riqueza de sabores y una gran gama de ingredientes, sus platos destacan por las exquisitas verduras, la presencia de hierbas poco comunes y el sorprendente sabor de las frutas exóticas. Es una gastronomía con bajos niveles de colesterol, y pocas grasas. Y es una cocina con ciertas propiedades medicinales, gracias al vasto empleo que hace de hierbas y especias.

Gastronomía en Tailandia

Los tailandeses utilizan el arroz como acompañamiento de los platos, al igual que nosotros empleamos el pan. Debemos comer ensaladas, pescados, arroces y aprovechar las frutas y ensaladas de frutas como postre, evitando los prostres más elaborados como helados y, si tenemos problemas gástricos o somos sensibles, el picante, pues lo usan en abundancia (por ejemplo el curry, que es un ingrediente habitual de su gastronomía).

La cocina india es también rica y diversa y si algo la caracteriza es su mezcla de hierbas aromáticas y condimentos: como curry, pimienta negra, cardamomo o cúrcuma, a las que se les atribuye también propiedades antisépticas y medicinales, pero que debemos tomar con moderación o evitarlas si somos sensibles al picante.

Gastronomía en India

Hay mucha variedad y algunos platos son realmente bajos en calorías, pues la forma tradicional de cocinar es al horno o "tandor" y sin grasas. Pero los guisos son más elaborados y pueden ser muy altos en grasas porque se cocinan con mantequilla semilíquida o ghee (muy común en la cocina india, paquistaní y bangladesí).

El arroz basmati es el ingrediente más básico al que la mezcla de especias conocida como masala le da un toque especial. Si pides con conocimientos, la cocina hindú te sorprenderá por su variedad de sabores y no tendrás que preocuparte por la báscula.

Buenas opciones para comer en India son el arroz basmati sin salsas, el arroz fermentado o masala dosa, el Dhal o puré de lentejas con verduras sin caramelo o el tradicional Pollo tandori, Chapatis o tortillas rellenas con ingredientes no fritos, Samosas de masa con carne y Salsas de yogur frías o raitas (sin abusar de ellas). Por otro lado, debemos evitar el helado indio o kulfi, el pan Nan relleno de dulces, coco y frutos secos, así como con el ghee y la repostería.

Subir

Dieta en África

Algunos de los elementos que caracterizan a la cocina de Marruecos son su aroma, el color de sus platos, las verduras como uno de los ingredientes principales y la variedad.

Dieta en África

Además, los platos abundantes y la forma de comportarse en la mesa muestran la hospitalidad de la gente, uno de los denominadores comunes tanto de los anfitriones árabes como de los bereberes (por lo tanto deberemos ser cautos en las cantidades que comemos).

La cocina magrebí se diferencia de la mediterránea europea, por la ausencia de la carne de cerdo y sus derivados, y destaca por su delicioso té a la menta (cuidado porque se suele servir con mucho azúcar).

Los platos más populares son el cuscús (un cocido con carnes, hortalizas y garbanzos que se preparan en una olla doble provista de un compartimento superior perforado, en la que cuece al vapor el cuscús, una sémola de trigo duro mezclada con harina y tamizada en forma de granos, que se sirve con el resto de los ingredientes).

Tan popular como el cuscús son los tajines de pollo o cordero, que consisten en un estofado con hortalizas y frutas, que se cuecen en un recipiente bajo con una tapa cónica que da nombre al guiso. La peculiar forma de la tapa, hace que se condense el vapor y la cocción sea lenta y sin pérdida de humedad, por lo que los alimentos preparados con este método siempre resultan jugosos y saludables.

Las opciones más recomendables son decantarnos por el Cuscús con cordero, pollo o verduras (como plato único), el hummus (puré de garbanzos con zumo de limón, pasta de semillas de sésamo y aceite de oliva) o el falafel (buñuelos de garbanzos o lentejas).

En el vecino Túnez, volvemos a encontrarnos con el inevitable cuscús (el plato más característico de los países árabes, pero hallaremos muchas otras variedades gastronómicas.

Gastronomía en Túnez

Deberemos aprovechar la variedad de ensaladas en las mesas tunecinas. Se preparan con numerosos ingredientes y entre todas ellas destaca la "mechuia", elaborada con pimientos, tomate, ajo y cebolla finamente picados y aliñados con aceite de oliva, zumo de limón, alcaparras, atún y huevo.

Sin embargo, la ensalada cuyo aspecto más llama la atención del viajero es la "hourya", preparada con una base de puré de zanahoria, con "harissa" (popular salsa picante se elabora con pimientos molidos, ajo y especias), aceitunas, alcaparras y semillas de alcaravea, una especia de aspecto similar al comino. Así mismo, No hay que olvidar que el pescado de Túnez goza de una calidad inmejorable y que vale la pena probar alguno de sus platos.

Desde el origen del Imperio Persa las recetas turcas se han ido perfeccionando dando lugar a una de las cocinas más originales y refinadas del mundo, tanto es así, que actualmente algunas de las recetas más famosas de la cocina universal tienen la influencia de la cocina turca como las ensaladas de yogur, los pescados en aceite de oliva, los rellenos de las verduras y hojas de parra y los dulces de masa fina en almíbar.

En Turquía encontramos algunas similitudes con el resto de gastronomías árabes, como, por supuesto, la presencia del cuscús, pero también muchos elementos diferenciales.

Gastronomía en Turquía

Existe abundancia de verduras y se cocinan con carnes o solas, calientes o cocidas en aceite de oliva para servir frías. A veces se fríen y se toman como entrantes.

Se cocinan de formas muy diferentes, especialmente las berenjenas (con unas 41 recetas diferentes) y encontraremos también ensaladas, crudas o cocidas acompañando cualquier comida turca, que podremos aprovechar para comer sano. Es conveniente que evitemos los kebab, bocadillos de pan de pita con carne y mucha salsa.

En Turquía, al contrario que en la mayoría de los países musulmanes, vamos a encontrar gran diversidad de vinos (buenos y variados), como ocurre con los quesos. Debemos ser moderados en el consumo de alcohol y evitar el Raki, un aguardiente con un grado de alcohol muy alto hecho de uvas y anís y que se considera bebida nacional sobre todo en el norte del país.

Gastronomía en Egipto

En cuanto a la cocina en Egipto, su gastronomía comparte elementos con la turca y la del resto de países del Magreb, encontraras verduras, legumbres y arroces en casi todos los menús, siempre recordando tener cuidado si somos sensibles a picantes o especias y siempre procurando no comer en puestos callejeros o lugares que no reúnan condiciones sanitarias suficientes: recuerda que ni nosotros ni nuestros estómagos están acostumbrados.

Así mismo, tanto en Egipto como en el resto del mundo árabe encontramos el tabbouleh, una ensalada de origen libanés (en Turquía recibe el nombre de kisir), elaborada con cuscús, tomate, cebolla, zumo de limón y menta, que es un plato saludable y muy apreciado incluso por vegetarianos de medio mundo, que puede servir de plato único en una comida o cena.

Al igual que en India y al contrario que en gran parte del lejano oriente, tanto en Turquía como en Egipto o el resto de países del Magreb, existe una gran, variada y deliciosa tradición repostera (deberemos evitar caer en la tentación porque la mayoría de estos postres contienen muchas calorías).

En otros de los países que en los últimos tiempos los Europeos visitamos con mayor asiduidad, como pueden ser Kenia, Tanzania o la isla tanzana de Zanzíbar, vamos a encontrar gastronomías menos sofisticadas que las de otras latitudes.

En Kenia, por ejemplo, aparte de algunos platos populares, rústicos en su elaboración, la gastronomía nacional se ha constituido principalmente a partir de aportaciones europeas o asiáticas.

Gastronomía en Kenia

La cocina swahili de la costa, la única de tradición en el país, es una mezcla de influencias árabes e indias: encontramos kebabs, samosas, chapatis, salchichas de ternera, etc.

Aunque el plato más popular es de origen ugandés: El ugali, bolas de harina de maíz cocidas, de textura parecida al pan y que en ocasiones se mezcla la masa con mantequilla, queso o leche para hacerla más sabrosa.

Las bolas se comen calientes, acompañadas con verduras y pedazos de carne estofada (no abusar de ello y si las tomamos: en plato único). En el capítulo de los postres, deberemos aprovecharnos de la abundancia de fruta tropical, natural o en ensalada: piñas, plátanos, papayas, mangos, frutas de la pasión, tamarindos, cocos, guayabas, naranjas, limas, chirimoyas, sandías, melones

La gastronomía tanzana se caracteriza por la presencia de pescado en las zonas costeras y de carne en el interior. Las preparaciones suelen ser sencillas con el fin de que destaque la frescura de los productos utilizados.

Gastronomía en Tanzana

En las costas se puede degustar una gran variedad de pescados y mariscos frescos. Los pescados más habituales son la trucha, la perca, el pez tigre, el pez loro y el bacalao.

Entre los mariscos que destacan están la langosta de Zanzíbar, las ostras y los langostinos gigantes que merece la pena probar y nos ayudaran a mantener la línea (eso sí, deberán tener cuidado con el marisco aquellas personas con niveles elevados de colesterol o de ácido úrico). Las ensaladas se suelen elaborar con frutas tropicales: mango, papaya, coco, plátano y piña. También se utilizan estas mismas frutas pero cocinadas como acompañamiento de la carne o el pescado.

A pesar de encontrarnos en países con fuerte presencia musulmana en la población, está extendido el consumo de bebidas alcohólicas, especialmente cerveza y deberemos ser muy moderados en su consumo.

Subir

Dieta en América Latina

Gastronomía en China

Cambiando de latitudes, la gastronomía mejicana se caracteriza por su gran variedad de platillos y recetas, así como de complejidad para su elaboración; es famosa por sus sabores fuertes y sofisticados sumamente condimentada.

Reúne tradiciones gastronómicas indígenas y europeas, entre otras muchas y ha llegado hace tiempo a nuestros lares, tratándose de un tipo de comida bastante calórica.

La base de la gastronomía mejicana es el maíz, presente en las tortas que forman parte de numerosos platos.

Tendremos que vencer tentaciones y evitar los nachos o platos con salsas, las fajitas, las quesadillas, los jalapeños u otros platos con queso fundido y deberemos decantarnos por el guacamole para tomar solo como un plato, chile o alubias negras (siempre que se trate de plato único), tacos (elaborados con tiras de carne con rodajas de pimientos, siempre que no les añadamos salsas), pollo picante sin salsas (siempre que nuestro estómago nos lo permita), el chayote (una verdura parecida al calabacín) o el quesillo, el queso oaxaqueño, formado por tiras deliciosas que, enrolladas unas con otras, acaban por componer un gran queso circular (ojo: tomado solo, no dentro de una quesadilla frita). Y por supuesto, debemos evitar los tequilas y las margaritas.

En cuanto a la gastronomía dominicana, encontramos influencias taínas, europeas y africanas y los platos tradicionales dominicanos más populares son La Bandera Dominicana (arroz, habichuelas rojas y carne) y el Sancocho (guiso de carne de res).

Gastronomía en República Dominicana

Si los tomamos tendremos que procurar hacerlo en plato único, no abusar de estas recetas tan elaborados y aprovechar la variedad de frutas existentes.

La cocina cubana es también fruto del mestizaje, y sus productos básicos son el arroz, los frijoles, la yuca, el maíz, el plátano y el cerdo, así como una rica variedad de frutas tropicales.

El plato nacional es el congrí, mezcla de cebolla, arroz blanco, frijoles negros y tocino, todo frito (no muy recomendable para nuestra línea y si alguna vez tenemos que comerlo, que sea como plato único).

Gastronomía en Cuba

Lo mismo sucede con el ajiaco, guiso de cerdo salteado con ajo y cebolla fritos o el "moros y cristianos", mezcla de arroz blanco y frijoles negros. Buenas opciones para la comida son los frijoles durmientes (habichuelas preparadas en puré), así como el pollo a la criolla y el cerdo asado, al horno, ahumado a veces y la carne a la parrilla. La guarnición tradicional de los platos se compone de patatas dulces o plátano frito. Debemos evitar los fritos e intentar tomar la fruta al natural.

Por supuesto, hemos de tener cuidado con las bebidas dulces, como la champola y las alcohólicas, como el ron o los daiquiris.

En todo el Caribe deberemos aprovechar la variedad de frutas existente y tomar ensaladas, y no olvidar que, cuando estemos en un resort (muy habitual en esas latitudes), debemos procurar practicar la moderación: no porque estemos fuera tenemos que comer más cantidad que cuando estamos en nuestra casa, y no debemos olvidar ser cautos con el alcohol, ya que contiene muchas calorías vacías.

Subir